Alemania está llamada a ser el próximo gran mercado inmobiliario al beneficiarse de una fuerte apreciación de capital como hemos visto en tantos otros países en los últimos 15 años.

Los precios en Alemania han descendido en la última década, en fuerte contraste con muchos de sus vecinos europeos. La razón de esto radica en el mal comportamiento de la economía alemana desde la reunificación en 1990.
Pero la economía alemana esta creciendo una vez más y el mercado inmobiliario da cuenta de ello. Aunque el crecimiento de los precios de las propiedades no ocurrirá de la noche a la mañana, según la confianza vaya regresando a los consumidores, la demanda de bienes inmuebles y, por consiguiente los precios, volverán a subir.

Nosotros creemos que Alemania como conjunto se beneficiará de fuertes incrementos en los bienes inmuebles en los próximos años, pero el cambio más temprano y considerable se notará en la capital: Berlín.
ROMALD, al ser una compañía de inversiones inmobiliarias progresivas, está pendiente de todos los mercados inmobiliarios y como siempre, pretende ser de los primeros en explorar y promover otras regiones y países del entorno.